Policía de Miami. Foto: Cuba en Miami

Oficiales de la policía de Miami y de Miami-Dade han cerrado temporalmente varios negocios por violar las órdenes sobre el COVID que incluyen uso de máscaras y distanciamiento social.

Solo el pasado fin de semana las autoridades cerraron las conocidas discotecas E11even y El Patio por violar las órdenes de emergencia según reportó El Nuevo Herald.


E11even por ejemplo fue cerrado por violar la hora de toque de queda y según la policía de Miami se estaba violando el distanciamiento social.

En las últimas dos semanas algunos lugares muy conocidos por los residentes fueron cerrados tras detectarse violaciones. Estos son algunos de ellos.

Club Space, ubicado en 34 NE 11 Street- Fue cerrado por tener música a un nivel muy alto, violaciones de distanciamiento social, más de 10 personas en algunas mesas y violaciones del mandato de usar mascarillas.

▪ Racket, ubicado en 150 NE 24th Street- Cerrado por tener personas violando el mandato de máscaras e incumpliendo con el distanciamiento social mientras esperaban para entrar en una línea. También vieron a personas dentro del establecimiento (que no estaban sentados) sin máscara, por lo cual la policía lo cerró.


▪ E11even, ubicado en 29 NE 11 Street- Fue cerrado por estar abierto después del toque de queda, violaciones de distanciamiento social e incumplimiento del mandato de usar máscaras.

▪ Neme Gastro Bar, 1252 SW 22nd Street – Cerrado por violaciones del toque de queda, distanciamiento social y el mandato del uso de mascarillas. Este establecimiento fue cerrado dos veces durante las últimas dos semanas por violaciones.

Azúcar, ubicado en 2301 SW 32 Ave -Cerrado porque durante el toque de queda había personas entrando a la discoteca aún. “Estaba operando sin luces exteriores, para no ser detectados”. Fue ordenado cerrar por 24 horas y citado.

▪ TuCandela, ubicado en 901 S. Miami Ave – Cerrado por violaciones del toque de queda, distanciamiento social y el mandato de usar mascarillas.

▪ La otra, ubicado en 335 SW 8th Street- Cerrado porque la policía observó a empleados y clientes sin máscara, violaciones del distanciamiento social, música a volumen muy alto y personas en ambos bares del establecimiento.

La mayoría de estos lugares son cerrados por 24 horas y obligados a pagar una multa de $500 dólares.