El oficial Edward “Eddie” Pérez, un veterano de 25 años del Departamento de Policía de Miami Beach, murió de complicaciones con COVID-19 el jueves por la tarde.

El jefe de MBPD, Richard Clements, emitió un comunicado en el que decía que Pérez era «un miembro verdaderamente querido y trabajador de la familia de Miami Beach».


A Pérez le sobreviven su esposa e hija.

“Por favor, ore por Eddie y su familia”, escribió Clements.

La muerte de Pérez se produce después de la muerte de la oficial de policía de Fort Lauderdale Jennifer Sepot por COVID-19 la semana pasada. Sepot había estado con la policía de Fort Lauderdale desde 2017. Deja atrás a un esposo y un hijo pequeño.


La Patrulla de Carreteras de Florida también perdió a uno de sus oficiales por COVID-19. El policía Lázaro Febles murió el sábado por la mañana a causa del virus. Deja una esposa y dos hijos.

También en West Palm Beach se reportó la muerte más reciente el lunes del oficial Robert Williams, veterano de 20 años del departamento policial.