Los detectives están buscando a un delincuente convicto de 39 años acusado de provocar un tiroteo que dejó a dos niñas heridas el martes en Hialeah.

El hombre ha sido identificado como Steadman Amaya, quien según testigos, intentó huir del mercado Rey Chavez Distributor con 200 dólares en colas de langostas.


Amaya intentó huir en el carro de Angela Pupo, que lo esperaba afuera con sus dos niñas en el asiento trasero.

Las niñas resultaron heridas cuando el guardia de seguridad, identificado como Leonardo Morales, disparó contra el vehículo para evitar la fuga. Una niña recibió un disparo en una rodilla, y la otra se cortó una pierna con los vidrios de la ventanilla del auto.

«Lo único positivo es que las niñas, por lo que escucho, van a estar bien», dijo el alcalde de Hialeah, Carlos Hernández.

Pupo le dijo a los oficiales de policía que se suponía que Amaya robaría patas de cangrejo y que debía ganar $ 30 con la venta, dijo la policía. Los oficiales arrestaron a Pupo y Morales. Todavía están buscando a Amaya, y piden ayuda de la comunidad para localizarlo.


Morales enfrenta dos cargos de intento de homicidio involuntario con un arma mortal y un cargo de disparar un misil mortal. Pupo enfrenta dos cargos de negligencia infantil y robo menor.

Los detectives le piden a cualquier persona con información sobre el paradero de Amaya que llame a Miami-Dade Crime Stoppers al 305-471-8477.