El Diputado del Sheriff del Condado de Broward, Scot Peterson, emitió un comunicado el lunes diciendo que su falla al ingresar al edificio Marjory Stoneman Douglas High School durante un tiroteo mientras estaba de servicio no era un signo de cobardía.

Peterson cree que sus acciones en ese día fueron apropiadas ya que recibió un llamado de petardos, y no de disparos. En respuesta, Peterson y Kelvin Greenleaf, un guardia de seguridad escolar, salieron del edificio 100 de la escuela y corrieron al edificio 1200.

«Peterson escuchó disparos pero creyó que esos disparos provenían de fuera de cualquiera de los edificios», escribió su abogado en un comunicado. «BSO entrena a sus oficiales que, en el caso de disparos al aire libre, uno debe buscar cobertura y evaluar la situación para comunicar lo que se observa».

«El señor Peterson desea haber podido evitar el fallecimiento prematuro de las 17 víctimas en ese día y su corazón está con las familias de las víctimas en su momento de necesidad», escribió Diruzzo en un comunicado.