Una pitón birmana, fue atrapada por la Unidad Venom One del Departamento de Rescates de Miami-Dade. Había sido avistada en las cercanías de una escuela de Homestead.

“El hecho es que quieren escapar”, afirmó el teniente rescatista Scott Mullin. “La realidad es que se trata de una serpiente que tiene el potencial de matar”.

Se trataba de una serpiente de 10 pies y seis pulgadas de largo, se guarecía en el Keys Gate Golf and Country Club en Homestead, bajo una pila de leños. Dicho club, está cerca de la secundaria Homestead.