Un piloto de la aerolínea estadounidense American Airlines se declaró culpable este miércoles de haber bebido a un nivel de intoxicación antes de un vuelo el pasado mes de febrero.


El Tribunal de Magistrados de Manchester dijo al Business Insider que David Copeland, se declaró culpable del incidente que tuvo lugar en febrero en el aeropuerto de Manchester.

Copeland era el piloto del vuelo con destino a Filadelfia cuando un guardia de seguridad que revisaba su equipaje notó un fuerte olor a alcohol sobre él, reportó entonces el Daily Mail.

Según informes, a Copeland se le ordenó abandonar la cabina del avión mientras estaba este aun estaba en la pista. Se le hizo entonces una prueba de alcoholemia que el piloto no pasó satisfactoriamente.

Cuando se le encontró que tenía una concentración de alcohol en sangre de 0.027, de acuerdo a informes, Copeland dijo que había consumido alcohol 12 horas antes.


American Airlines no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.