Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del Partido Popular español (PP), que este fin de semana ofrece un congreso en Madrid, al que asisten opositores cubanos y venezolanos, resaltó el compromiso de la formación para poner de relieve «lo que allí está pasando, lo bueno y lo malo», informa EFE.

«Iberoamérica es esencial para España y España para Iberoamérica», expresó Casado, quien destacó que en el PP quiere «para Venezuela y Cuba lo mismo que para España y Europa: libertad y derechos humanos». Asimismo, Casado afirmó que España e Iberoamérica deben compartir un espacio común.

Por su parte, Alfonso Dastis, ministro español de Asuntos Exteriores, subrayó que en su Gobierno están «muy preocupados» por Venezuela y advirtió que no puede extenderse «sin límite» el diálogo entre el ejecutivo y la oposición.

El funcionario de Exteriores defendió el compromiso de la Unión Europea con Venezuela y señaló que mantiene contactos frecuentes con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

En el congreso del PP, participan Leopoldo López, padre del opositor venezolano preso del mismo nombre; Lester Toledo, diputado electo de Venezuela y portavoz en Europa de López; Gabriel San Miguel, que también sufrió prisión por sus opiniones políticas; y Carlos Payá, hermano del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá.