Exxon Mobil. Foto: Captura de pantalla Youtube/ LeeCollegeOnline

La petrolera estadounidense Exxon Mobil demanda Cimex y CUPET bajo la Ley Helms-Burton por el uso de una refinería y otras instalaciones expropiadas por la dictadura de Castro hace 60 años.


La demanda de Exxon Mobil es la primera de una firma estadounidense contra una empresa propiedad del gobierno de Cuba.

La demanda de Exxon, presentada en una corte federal del Distrito de Columbia el jueves, se suma a otras dos presentadas en Miami contra la compañía de cruceros Carnival, por el uso de los puertos de Santiago de Cuba y La Habana reportó El Nuevo Herald.

“Esta demanda es inmensamente significativa”, opinó John Kavulich, presidente del U.S-Cuba Trade and Economic Council y quien ha seguido de cerca el tema de las reclamaciones. “La compañía de energía más grande de los Estados Unidos, la quinta empresa de energía más grande del mundo utiliza el Título III de la Ley de Libertad para demandar a una compañía propiedad del gobierno de Cuba”.

Exxon Mobile Corporation (anteriormente conocida como Standard Oil) dijo que en la demanda que la Corporación CIMEX S.A. y la Unión Cuba Petróleo (CUPET) han explotado durante años una refinería en el puerto de La Habana (la actual Nico López), instalaciones y gasolineras que pertenecían a subsidiarias de la compañía estadounidense con un valor original de casi $72 millones.


Según la ley Helms-Burton las compañías demandar por daños equivalentes al triple del valor original, más un seis por ciento de interés anual, así como recobrar los gastos del litigio.