Un pescador de la zona de la Florida conocida como el Panhandle se enfrenta a una sentencia de cadena perpetua, informó el Nuevo Herald.

Thomas Zachary Breeding, de 32 años, encontró un fardo de cocaína en el Golfo de México y organizó una red de distribución para vender la droga.

El noticiero NBC6 reportó que ahora Breeding le está advirtiendo a otros que no cometan su mismo error. En una carta que envió al News Herald, Breeding dijo que la decisión equivocada que tomó le cambió la vida y lo hizo conocer los peligros con que se pueden tropezar en el mar.

Según documentos judiciales, la policía arrestó a Breeding y otras cuatro personas el verano pasado y los acusó de conspirar para distribuir una sustancia controlada. En septiembre fueron encausados y en el juicio todos se declararon culpables. En la actualidad esperan que se dicte sentencia el próximo 16 de febrero.