Una perturbación ciclónica que se está formando en el Golfo de México traerá más lluvia a Miami y supone un adelanto de lo que será una temporada ciclónica muy activa.

Los expertos le dieron a la perturbación menos de un 40 por ciento de posibilidades de convertirse en una tormenta con nombre, aunque no se cree que logre desarrollarse a una categoría de huracán.

«El mal tiempo no se irá por el momento», dijo el lunes por la mañana Lissette González, meteoróloga de CBS4.

«Mucho de lo que vimos este fin de semana lo seguiremos viendo esta semana», dijo Chris Fisher, meteorólogo del NHC en Miami. «Hay mucha humedad tropical».


Los expertos también esperan que ocurran inundaciones en zonas costeras.