Mari Karla Ares, periodista independiente cubana llegó el domingo a territorio estadounidense junto con su padre tras el cruce de frontera por México.

La joven pertenece al medio de comunicación comunitaria del ICLEP Amanecer Habanero.


La noticia fue difundida por el Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP):

“Mari Karla acaba de llegar a tierras de libertad en compañía de su padre Carlos Alberto Ares, quien junto a Marisol González, madre de la reportera, jugaron un papel fundamental acompañados por la dirección del instituto Cubano por la libertad de expresión y prensa (ICLEP), en la campaña por su liberación”

“Ares quien fuera una de las figuras protagónicas del suceso de la Calle Obispo el 30 de abril del 2021, se encontraba en el lugar reportando en tiempo real, las protestas de un grupo de jóvenes que respaldaban la huelga de hambre llevada a Cabo por el Luis Manuel Otero Alcántara después que sus obras de arte fueran robadas por la seguridad del estado”, agregó el ICLEP.

Tras la presión internacional la fiscalía le puso un “Cambio de medida”, donde debió cumplir prisión domiciliaria hasta que se le realizara el juicio,  después de ser apresada en la cárcel de mujeres el Guatao, por el solo hecho de cumplir con su labor periodística.

Como a muchos otros la joven sufrió amenazas y persecución de los represores del régimen, igualmente fue coaccionada  a salir del país, de lo contrario la amenazaron con volver a prisión.