Dayna Cakebread, una estadounidense de Oregón, regala su tiempo entrenando a jóvenes cubanos que quieren ser estilistas de cabello. Cakebread les muestra técnicas variadas tanto para el corte de cabellos, como tratamientos de coloración, estilos de peinados, etc.

La mujer estadounidense y los jóvenes cubanos trabajan desde la peluquería Arte Corte en La Habana. Cakebread no habla español, pero eso no impide seguir sus indicaciones, ya que siguiendo los movimientos de sus manos y con la ayuda de un traductor, el grupo logra comunicarse bien.

Las herramientas que usan provienen de los Estados Unidos, en donde Cakebread creo una página web Scissor for Cuba. El objetivo de la página es recibir donaciones de tijeras de personas que ya no les darán mas uso. Con la página web además de tijeras han podido colectar también planchas de pelo, rizadoras, y otros instrumentos.

Su primer viaje a Cuba fue en el 2015. «Yo tenía todas estas preguntas, ¿Como es que consiguen las cosas, ¿Quien los ayuda?, cosas así». dijo Cakebread. Su propósito es entrenar a los jóvenes cubanos que no tienen empleos y quieren aprender el oficio.


(Fuente Local 10 News)