Captura de pantalla América Tevé

El pelotero cubano Loidel Rodríguez, que recientemente pidió asilo en Estados Unidos contó durante una entrevista con el canal de Miami América Tevé como saltó del segundo piso del hotel para poder escapar.

«No quise hacer la fuga delante de mis compañeros porque pensé que con eso les faltaba el respeto. Decidí lanzarme desde un segundo piso» dijo el joven pelotero.


«Salté persiguiendo un sueño que muchos deportistas buscan, jugar en la MLB. Por eso estoy aquí» dijo.

«Es una cuestión de moral, no quería que ellos me vieran dejarlos allí, solos» dijo sobre la manera de fugarse.

Durante el torneo sub-23 en México un total de 12 peloteros cubanos abandonaron la selección convirtiéndose en la huida más grande en la historia del deporte en Cuba.