El Parlamento de Venezuela declaro al presidente Nicolás Maduro en «abandono del cargo» responsabilizándolo de la grave crisis que vive el país y no cumplir sus funciones como presidente de república.

«Aprobado el acuerdo con el cual se califica el abandono del cargo a Nicolás Maduro y se exige una salida electoral a la crisis venezolana para que sea el pueblo el que se exprese a través del voto», anunció el jefe de la Asamblea Nacional, Julio Borges, al leer el documento desde la tribuna del hemiciclo.

Los parlamentarios chavistas abandonaron la votación en señal de protesta, pero la medida paso con mayoría opositora.

Según la ley, si el Parlamento declara «falta absoluta» del gobernante antes de que cumpla su cuarto año de mandato, se convocarán elecciones en 30 días. Después de ese límite, será sustituido por el vicepresidente para completar los dos años restantes del periodo presidencial.

La corte suprema aclaro que la Asamblea no tiene los derechos para sustituir al presidente «La Asamblea Nacional no tiene facultad para destituir al presidente de la República» dijeron.


La Asamblea determino que Maduro gobierna fuera de la Constitución porque no garantiza los derechos a la alimentación, la salud y la vida.