El gobierno de Panamá negó el asilo de Yaima Millares Cuesta, una cubana embarazada que junto a tres hijos suplicaba en Trinidad y Tobago que no la deportaban.

La cubana fue deportada a Panamá el viernes 26 de octubre desde Trinidad y Tobago porque las autoridades la calificaron posible inmigrante reportó el portal CiberCuba.

Las autoridades de Panamá tramitaron su solicitud de asilo en tiempo récord pero la respuesta fue negativa.

Un amigo de Yaima Millares había abierto una petición Change.org para recoger firmas para solicitar al Gobierno panameño el asilo político para la cubana pero hasta ahora no ha surtido efecto.