Los cubanos deberán salir de Panamá, dejó saber el gobierno luego de que EE.UU suspendiera la política de “pies secos-pies mojados”.


Javier Carrillo director del Servicio Nacional de Migración, afirmó “Ellos en Panamá son irregulares y si no salen se les aplicará la ley migratoria como a cualquier otro extranjero irregular en cualquier país”.

Carrillo señaló que «puede darse la situación de devolverlos a Colombia, por donde entraron, o deportarlos vía aérea hacia Cuba».

«(El presidente Barack) Obama jodió a todos los cubanos», se quejaba Yadiel Cruz, y su compatriota Lorena Peña planteaba que Obama «finalmente la cagó (estropeó todo) porque lo que hizo fue hacernos daño».

25.000 cubanos indocumentados atravesaron en 2015 por Centroamérica con el fin de llegar a Estados Unidos, y en 2016 miles fueron enviados a México desde Panamá y Costa Rica luego de un acuerdo entre gobiernos de la región.