El gobierno de Estados Unidos está viendo la posibilidad de reanudar el envío de remesas a la Isla, a través de pagos digitales.


La portavoz del Secretario de Estado estadounidense Jalina Porter, el pasado viernes 4 de febrero, comunicó en conferencia de prensa que el gobierno de Joe Biden «explora soluciones innovadoras», entre las que se encuentran los pagos digitales.

En cuanto a los envíos de remesas dijo la portavoz que el gobierno estadounidense pretende que:

«Beneficien al pueblo cubano y permitan a las familias cubanas apoyarse mutuamente», «Minimizar o eliminar» que  se beneficien con estas transacciones el régimen cubano y sus militares.

La administración Biden creó un grupo de trabajo a raíz de los acontecimientos de las manifestaciones antigubernamentales del 11J en Cuba, relacionado con los envíos de remesas a la Isla, pero aún no se han dado detalles al respecto. También lanzaron una convocatoria para que se presenten proyectos relacionados con la Internet, que beneficien a los cubanos.

Brian A. Nichols, subsecretario de Estado, informó a legisladores que Washington enviará “funcionarios consulares de servicio temporal” a la embajada de La Habana en un “futuro no muy lejano”, para agilizar el procesamiento de visas.


Según la agencia de noticias Reuters, la Casa Blanca recibió recomendaciones de facilitar el flujo de remesas a Cuba y “esperamos su decisión”, indicó el alto funcionario.

De acuerdo a un alto funcionario estadounidense, manifestó que la  Administración Biden había recibido propuestas de remesas, pero aún se debe seguir explorando la mejor manera que garantice que el dinero enviado por los cubanoamericanos a sus familias en la isla no caiga en manos del régimen comunista de Cuba o su ejército.

El subsecretario de Estado, Nichols aclara que ese es el objetivo clave para cualquier proyecto que se tome para expandir las remesas, pero no hablo para cuándo sería: “Las recomendaciones están en la Casa Blanca, esperamos su decisión”, informó a un subcomité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos sobre política del Hemisferio Occidental.