Los padres de una joven cubana que viajaba junto a una amiga para entrar por la frontera de Estados Unidos con México están desesperados por el futuro que tendrán.

Lo último que supieron era que habían sido procesadas pero al mismo tiempo llego la suspensión de la política pies secos pies mojados. Sus padres dieron su testimonio a Diario Los Tiempos y aquí les dejamos su mensaje.

Las dos jóvenes al parecer están detenidas en un centro de inmigración. Los padres denuncian que ellas se entregaron antes de que se hiciera oficial la nueva política migratoria.