Los padres del adolescente que murió al caer de una atracción en un parque de diversiones de Florida contrataron abogados que buscan testigos del incidente.


Tire Sampson, de 14 años, de St. Louis, Missouri, murió el jueves por la noche después de caerse de la torre de caída libre FreeFall en ICON Park en Orlando.

Los investigadores del alguacil determinarán si el incidente fue accidental o intencional y, según una investigación inicial, «parece ser una tragedia terrible», dijo el alguacil del condado de Orange, John Mina.

El sábado, los abogados Ben Crump y Bob Hilliard dijeron que los padres del niño los habían contratado por separado. Los abogados le piden a cualquiera que haya visto algo que se comunique con ellos reportó CNN.

“Esta familia está conmocionada y desconsolada por la pérdida de su hijo”, dijo Crump. «Este joven era el tipo de hijo que todos los padres esperan: un estudiante del cuadro de honor, un aspirante a atleta y una persona de buen corazón que se preocupaba por los demás. No hace falta decir que su familia está absolutamente devastada».

Hilliard dijo: «Las familias tienen derecho a esperar que estos parques temáticos nacionales, que ganan millones de dólares, mantengan seguros a sus hijos y pongan esa seguridad por encima de todo».


Orlando Free Fall, que se inauguró en diciembre, tiene una capacidad para 30 personas en el aire antes de caer 400 pies a 70 mph.

La compañía que opera la atracción dijo que está trabajando con las autoridades para determinar qué sucedió.

Orlando Free Fall y el Orlando Sling Shot que se encuentra justo al lado, también operado por The Slingshot Group permanecerán cerrados indefinidamente.