El padre de Yulia Gelats, una de las jóvenes víctima del fatal accidente automovilístico en la Calle Flagler el 1ro de enero, dijo en recientes declaraciones a Local 10 News estar destrozado tras perder a su única hija de una forma tan inesperada y trágica.


Andrés Medina identificó a su hija de 21 años como la conductora del Hyundai Elantra azul que quedó destrozado en Flagler y la 79 avenida tras ser impactado por un SUV Tahoe en la madrugada del viernes.

En el fatal accidente murió su única hija, y tres amigos a quien ella llevaba de regreso a sus casas cuando intentando doblar a la izquierda en la intersección fueron golpeados por el otro vehículo.

Medina dijo que siempre sufría al ver en las noticias esos trágicos accidentes sin esperar nunca que las autoridades tocaran en su puerta esa mañana para darle la triste noticia.

“Su risa, su amabilidad, lo buena que era con la gente. Todos esos niños eran solo una gran familia, se cuidaban unos a otros ”, dijo Medina.


Su hija era una estudiante de la Universidad Internacional de Florida que planeaba graduarse en solo unos meses con un título en psicología. Medina dijo que Yulia estaba eufórica después de enterarse de que formaba parte de la lista especial del decano de la universidad.

“Muy orgulloso y se lo merecía todo porque era una niña muy trabajadora”, dijo.

Amigos y familiares continúan visitando un monumento en crecimiento en la intersección cerca de 79th Avenue. Su padre tiene un mensaje para que otras familias nunca sientan su dolor.

“Solo desearía que hubiera gente más consciente conduciendo y no solo cuidando de sí mismos, sino también de los demás que no pueden estar haciendo su trabajo conduciendo de forma segura”, dijo.

Los investigadores no han revelado los nombres de los tres pasajeros que murieron en el automóvil de Yulia.

En cuanto a las tres personas en el Tahoe, los jóvenes de 16 años fueron trasladados al Hospital Regional de Kendall con lesiones que no amenazaban su vida.

La causa del accidente sigue bajo investigación.