Miembros de una organización internacional de derechos humanos llegó a la ciudad de Nuevo Laredo para dar asesoría a los cubanos que se encuentran atrapados en la frontera.


El personal de la organización, se entrevistó con cada uno de los isleños que se encontraban en Plaza Juárez, allí les hablaron sobre sus derechos y aprovecharon para darles ánimos ante la difícil situación a la que se enfrentan.

Por su parte, los cubanos no ven que regresar a Cuba sea una opción. Ellos aún mantienen la esperanza de ingresar a los Estados Unidos.