La opositora cubana, Lisandra Rivera Rodríguez, de 28 años de edad y miembro del grupo UNPACU, se encuentra en una celda de castigo desde hace 58 días por negarse a pararse en firme como un soldado.

Ovidio Martín Castellanos, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba, dijo a Martí Noticias que Rivera y otros presos políticos son sometidos a tratos vejatorios que van en contra de sus ideales como decir consignas revolucionarias, participar en coros y otras actividades de apoyo al régimen que los mantiene encarcelados.

Lisandra Rivera fue arrestada en diciembre pasado cuando intentaba grabar un hecho de abuso policial contra un grupo de cuentapropistas en Santiago de Cuba.