Rosa María Payá, hija de Oswaldo Payá, principal gestor del proyecto Varela, dijo en La Habana que el boicot al acto de entrega de los premios Paya es “una manifestación más de un régimen despótico y totalitario, que lleva 60 años en el poder, pero que hoy es más vulnerable que ayer y más cuestionado por la comunidad internacional y por los cubanos.

En conversación telefónica con Martí Noticias, Payá declaró que “en los últimos días el mundo ha sido testigo de que este régimen no ha cambiado, pero que los cubanos si hemos cambiado”.

Necesitamos de la comunidad internacional para que ocurra un cambio pacífico mediante un plebiscito, añadió.

Con el propósito de impedir la entrega de los premios ‘Libertad y vida’, el gobierno cubano impidió la entrada al país al secretario de la OEA Luis Almagro, al ex presidente de México, Felipe Calderón y a la ex ministra de Educación de Chile, Mariana Aylwin, quien recibiría el galardón en representación de su padre.