Una operación policial dirigida a detener la distribución de narcóticos llevó al arresto de nueve personas en un vecindario del noroeste de Miami Dade.

El operativo organizado por el Buró de Narcóticos del Departamento de Policía de Miami Dade y la fiscal estatal, Katherine Fernández Rundle, llevaba cuatro meses en curso. Bajo el título «Bad Batch», el operativo que aún continúa en curso, llevó al arresto de al menos 9 personas por la venta ilegal de opioides.

Las personas arrestadas fueron señaladas por vender narcóticos, incluidos heroína y fentanyl, según dijo Argenis Colomé, vocero de la policía de Miami-Dade.

La operación se sigue desarrollando y se espera que se produzcan más detenciones en las próximas horas, principalmente en el norte de Miami.