Desde que en noviembre de 2016 un grupo de hombres armados abrió fuego en un club nocturno de Cancún, lo que produjo que el Departamento de Estados de EEUU emitiera una alerta sobre viajar a México, el número de turistas que visitan sus zonas hoteleras ha decaído considerablemente.


Según reporta Infobae, Carlos Gosselin, director de la asociación hotelera de Cancún y Puerto Morelos confirmó la noticia.

«El turismo grupal se redujo automáticamente en el momento en que se produjo la advertencia», dijo.

Por su parte, México está reforzando la seguridad en los locales turísticos y algunas compañías del sector también están invirtiendo millones de dólares para que los viajeros pierdan el temor.

«La menor actividad turística definitivamente tendrá un impacto en el crecimiento. El turismo externo es una de las fuentes de ingresos más importantes en la cuenta corriente del país», señala Marco Oviedo, jefe de investigación económica de América Latina en Barclays.


Los grupos hoteleros como Hilton Worldwide y Marriott International están invirtiendo en cámaras de seguridad para cubrir los 35 kilómetros de la zona en la que hay hoteles, bares y discotecas. Asimismo, se prevé la construcción de un local militar perteneciente al sector privado que se encargue de mantener el orden.

«Entendemos y apreciamos que los viajeros están más preocupados que nunca por su seguridad y tenemos rigurosos procedimientos de seguridad en todos nuestros hoteles en México», señala Marriot.