La cámara corporal de un oficial del Departamento de Policía de Miami Dade grabó los angustiantes momentos en que dos policías respondieron a una llamada de emergencia para salvar la vida de una madre y su hijo de 4 años.


Los investigadores dijeron que la madre entró al canal y su hijo saltó detrás de ella para salvarla al ver que estaba en problemas.

“Gracias a Dios que llegamos a tiempo, porque cuando estuvimos allí, cada segundo contaba”, dijo Sergio Cordova, uno de los oficiales a cargo del rescate.

Córdova explicó que su mayor preocupación era la vida del niño que se podía escuchar en la grabación hablando mientras decía que quería ayudar a su mamá.

“Cuando me incliné hacia adelante, él me agarró por la parte de atrás de mi cinturón y supe que no caería”, dijo Córdova. «En mi mente, todo lo que tenía era, ‘Tengo que sacar a ese bebé del agua'».


El incidente ocurrió cerca de la cuadra 2300 de Northeast 192nd Street alrededor de las 3:30 a.m. del 10 de julio.

«Te ayudaremos. Déme el bebé, señora», se escucha un oficial decir.

«Cuando se acercó a nosotros, agarramos al bebé, lo agarramos y la sacamos», dijo el oficial de policía de Miami-Dade, Edwin Ramos.

La tarea no fue sencilla porque la mujer no seguía las indicaciones de ellos. Otros dos oficiales luego se unieron a los esfuerzos de rescate.

Los oficiales dijeron que el niño les explicó lo sucedido.

«Dijo que vio a mamá entrar al agua, y en ese momento, fue tras ella», dijo Córdova, «y el niño de 4 años estaba tratando de salvar a su mamá. Simplemente saltó al agua sin saber a qué se iba a enfrentar».

Ramos y Córdova dijeron que fue un día que nunca olvidarán.

“A pesar de que es parte de nuestro trabajo, se siente gratificante, ya sabes, poder decir que salvé la vida de un niño de 4 años y de su madre”, dijo Córdova.

La mujer fue posteriormente hospitalizada bajo el Baker Act.