La administración de Obama ha trasladado 4 presos de Guantánamo a Arabia Saudí.

El presidente electo Donald Trump, manifestó su desacuerdo sobre estas decisiones del presidente, Barack Obama, referente a las liberaciones de prisioneros en la base de Guantánamo, porque estos individuos son, «personas extremadamente peligrosas». «No se les debe permitir volver al campo de batalla», aseveró.

De los reclusos restantes, hay 22 que serán transferidos a otro país, en concordancia con decisiones de la actual gobierno de los EE.UU.

Sólo 37 presos quedarán en la base, por su peligrosidad, o esperando juicio aunque las confesiones obtenidas han sido logradas bajo régimen de tortura y sean inservibles como pruebas.

No podrá Obama cerrar definitivamente esta prisión en los pocos días que quedan para su entrega del despacho oval a su sucesor Trump, a pesar de su promesa del 2009.