El fuego en California ahora ha crecido a 105,000 acres de acuerdo con los oficiales de Cal Fire. El número de muertos ahora ha aumentado a 23.

En una conferencia de prensa en la noche, los oficiales de Cal Fire dicen que se vieron obligados a emitir nuevas evacuaciones hoy en el área de Big Bend debido al comportamiento extremo de los incendios. Desafortunadamente, se emitió una advertencia de bandera roja para la región desde la noche del sábado hasta el lunes por la mañana.

Mientras que el equipo de evaluación está trabajando en el campo para obtener números más precisos, en este momento se estima que hay 6.453 hogares y 260 edificios comerciales destruidos. El incendio creció aproximadamente 5,000 acres el sábado durante condiciones de viento ligero. El fuego está contenido en un 20%.

Hasta el momento, se han confirmado 23 muertes en este incendio, se descubrieron 14 cuerpos más en autos, en casas y afuera el sábado, tres días después del incendio. Los oficiales del alguacil pudieron recuperar algunos restos de al menos cinco hogares mientras continúan el escrutinio de los desaparecidos.


Este es el tercer incendio más mortal y el más destructivo de la historia de California. El costo para combatir este fuego es de más de 8 millones de dólares, según Cal Fire.