Uso teléfonos celulares. Foto: Pixabay

Un grupo de políticos Vermont han presentado un proyecto de ley que prohibiría los teléfonos celulares para cualquier persona menor de 21 años.

El proyecto de ley S.212 haría que la posesión o el uso de un teléfono celular por parte de una persona menor de 21 años se castigará con un año de cárcel, una multa de $ 1,000 o ambos.


Quienes propusieron el proyecto de ley sienten que si los menores de 21 años no son lo suficientemente maduros para fumar, beber alcohol o poseer un arma, no deberían tener un teléfono celular.

Según el proyecto de ley, «Internet y las redes sociales, a las que se accede principalmente a través de teléfonos celulares, se utilizan para radicalizar y reclutar terroristas, fascistas y otros extremistas».

La ley tiene poco éxito de pasar pero algunos temen de que este tipo de pensamiento se vuelva una tendencia en algunas ciudades más conservadoras.