No es secreto como se abastecen los transportistas del sector privado en Cuba, según informó una fuente de la Dirección Provincial de Transporte llegaran nuevas medidas para frenar el desvío de combustibles desde las empresas estatales.


Los choferes de autos de alquiler que posean una licencia de cuentapropista de la Oficina Nacional de Administración Tributaria, posiblemente deberán adquirir una tarjeta magnética por un valor superior a los 200 CUC mensuales exclusivamente para la compra del combustible en las gasolineras estatales, operaciones que serán supervisadas de manera rigurosa durante los trámites de renovación y pago de las licencias.

Además de un sistema de piqueras, similar a las de taxis ruteros, donde un inspector estatal se encargará de controlar el número de viajes y rutas que realicen los choferes, así como de verificar la calidad de los servicios prestados por los cuentapropistas. Con la intención de mantener un registro constante de los autos en circulación y del tiempo real de trabajo.

Aunque todavía no se ha hecho el anuncio oficial muchos de los choferes que se han enterado ya están dando sus opiniones en las calles.