El descubrimiento por parte de las autoridades sanitarias sudafricanas de una nueva variante de coronavirus potencialmente más transmisible ha provocado una reacción contundente en todo el mundo.


Este viernes expertos y miembros de diferentes grupos de salud se reunieron para analizar la nueva variante recientemente identificada como B.1.1.529 y que ya lleva el nombre oficial de Omicron.

La Organización Mundial de la Salud anunció el viernes que ha designado la variante de coronavirus Omicron como una «variante de preocupación».

Además de Sudáfrica, la variante recientemente identificada se ha detectado en Botswana, Hong Kong y Bélgica.

Omicron parece estar propagándose rápidamente en partes de Sudáfrica y los científicos están preocupados de que su inusualmente alto número de mutaciones lo haga más transmisible. También dijeron que se propaga mucho en personas jóvenes y las autoridades sanitarias aún desconocen la eficacia de la vacuna ante la nueva amenaza.


Varios países en Europa han puesto restricciones de viajes a los países afectados, en especial a Sudáfrica.

Se están realizando varios estudios y la OMS actualizará a los estados miembros y al público según sea necesario, según un comunicado de la OMS.