Cuba reconocerá oficialmente la propiedad privada, algo que durante mucho tiempo ha rechazado como un vestigio del capitalismo, bajo una nueva constitución que también crea el cargo de primer ministro junto con el presidente, informaron los medios estatales el sábado.

La constitución actual de la era soviética de Cuba solo reconoce propiedades estatales, cooperativas, de agricultores, personales y de empresas conjuntas.

Pero las reformas de mercado del ex presidente Raúl Castro, dirigidas a tratar de impulsar la economía y hacer que el socialismo cubano sea más sostenible, han llevado a cientos de miles de cubanos a unirse a las filas de los trabajadores autónomos de la isla desde 2010, en nuevas empresas privadas que van desde restaurantes a salones de belleza.

El diario el Granma publicó un resumen de la nueva constitución el sábado, diciendo que un borrador que había visto incluía 224 artículos, en comparación con los 137 anteriores.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Los detalles no estaban disponibles de inmediato, y Reuters no vio el borrador. Pero Granma dijo que consagró el reconocimiento tanto del mercado libre como de la propiedad privada en la nueva Carta Magna de Cuba.

Eso podría significar mayores protecciones legales para los empresarios en Cuba, y también para los inversionistas extranjeros, a pesar de que Granma dijo que la constitución reafirmó que la planificación central y la empresa estatal son los pilares de la economía en general.

También señaló que el Partido Comunista se mantendría como la fuerza política dominante de Cuba.

El experto cubano Luis Carlos Battista en el Centro para la Democracia en las Américas, con sede en Washington, advirtió que el reconocimiento de la propiedad privada no significaba que el gobierno quisiera dar un papel más importante a la empresa privada.

A principios de esta semana, señaló, el gobierno publicó un conjunto de regulaciones que refuerzan el control de los trabajadores autónomos y buscan posibles multas para incluir la confiscación de propiedades.

Según Granma, la comisión gubernamental que está renovando la constitución presentará su borrador a la asamblea nacional cuando se reúna la próxima semana. Luego se someterá a un referéndum nacional, que se espera para fines de este año.

La comisión está encabezada por Castro, de 87 años, que sigue siendo el jefe del Partido Comunista.

También se espera que el nuevo presidente Miguel Díaz-Canel, que forma parte de la comisión, anuncie su consejo de ministros en la reunión de la asamblea.

Además de introducir el puesto de primer ministro, dividiendo los roles de jefe de estado y jefe de gobierno, la nueva constitución hace que el presidente sea el jefe de la asamblea e impone un límite de mandato a la presidencia de dos períodos consecutivos de cinco años.

Castro, que junto con su difunto hermano Fidel Castro gobernó el país durante casi 60 años, propuso el límite en 2011, como parte de un intento por modernizar el sistema político.