Rex Tillerson, el nominado a Secretario de Estado, aseguro durante sus audiencias de confirmación en el senado que presionará a La Habana por cambios democráticos en la isla.

«Habrá una revisión exhaustiva de las políticas y órdenes ejecutivas actuales con respecto a Cuba para determinar la mejor forma de presionar a Cuba para que respete los derechos humanos y promueva cambios democráticos», dijo.

«Apoyaré a los defensores de los derechos humanos y los activistas de la democracia en Cuba, empoderaré a la sociedad civil, defenderé la libertad de expresión y promoveré un mejor acceso a internet, y pediré a nuestros aliados que lo hagan», añadió.

El candidato a Secretario de Estado aseguro también que mantendría programas dedicados a Cuba como Radio y Televisión Martí.