almacenes-puerto-habana


El periódico Trabajadores público un extenso artículo tocando el tema de los “Almacenes llenos, bancos estancados” esto debido a los problemas con el transporte, lo cual trae no sólo el abarrotamiento de los almacenes, sino contribuyendo también a aumentar el tiempo de estadía de las mercancías, fundamentalmente alimentos, en las terminales Andrés González Lines y Haiphong, en el Puerto de La Habana.

La capacidad de los almacenes solo se mantuvo acorde a lo previsto en el primer trimestre del año, según el director de la unidad empresarial de base (UEB) Habana, Leandro Martínez, adscrita a la Empresa de Servicios Portuarios de Occidente, la crítica situación comenzó a vislumbrarse el pasado mes de abril cuando el plan de extracción empezó a no ser suficiente “para las mercancías que están llegando a la unidad” .

Según Martínez la mejoría de transportación tanto marítima, como ferroviaria y terrestre es más que necesaria. “Hoy tenemos tres barcos, uno con arroz, uno con frijol y otro con maíz, y en los próximos tres días se suman dos con soya y arroz”, indicó en días recientes al referido medio cubano.

Con respecto al barco de frijol, añadió, la descarga se está llevando a cabo de manera directa del camión por parte de los estibadores. Ello permite un ritmo de extracción de 200 toneladas diarias, cantidad muy inferior a la que debería cubrirse para vaciar el buque. “Consideramos, según nuestros cálculos, que este barco de frijol tendrá alrededor de unos 60 días de operaciones y por consiguiente se debe pagar estadía”, añade.

Por consiguiente estos productos terminan dañados en ocasiones y por eso, es urgente aumentar las transportaciones o “las cargas caerán en la denominación de cargas viejas”.