La organización estadounidense “Make-A-Wish“, hizo posible que un niño de 11 años enfermo de cáncer, hijo de disidentes cubanos, viajara a conocer a sus bisabuelos en Cuba.

De acuerdo con un reporte de la agencia AP, Tyler, que sufre un tipo de cáncer que afecta su sistema inmunológico, al parecer creía que tendría una visita al médico pero resultó ser un viaje al país natal de sus padres.

Se trata del primer caso en el que un niño estadounidense viaja a la isla gracias a ‘Make-A-Wish’, una organización que concede deseos a personas enfermas en situaciones similares a la del pequeño Tyler.

La madre dice que su hijo es una “persona de familia” que siempre ha querido ir a Cuba para reunirse con sus abuelos. Su hijo dijo que estaba feliz antes de salir en su viaje de seis días.


El director de comunicaciones de Make-A-Wish dice que la fundación está trabajando en viajes a Cuba para otros niños en los Estados Unidos.