Un niño de tres años murió atropellado por un automóvil que inesperadamente arremetió contra una carpa donde se vendían artículos por el día de San Valentín.


El conductor de un automóvil que supuestamente salía a toda velocidad de un concesionario de autos en Homestead perdió el control de un Dodge Charger y se estrelló contra la carpa en donde la madre del niño vendía regalos por el día especial.

El niño, el cual las autoridades han confirmado perdió al vida, se encontraba en el lugar ayudando a su mamá.

Según las personas en la escena, el automóvil salió del concesionario Spitzer en South Dixie Highway, perdió el control y chocó al otro extremo de la calle. FHP declaró que el automóvil se dirigía hacia el norte cuando perdió el control.

El cuerpo del niño quedó atrapado debajo del vehículo tras el impacto. Un testigo dijo a Local 10 que corrió al otro lado de la calle con un gato hidráulico para intentar levantar el automóvil y sacarlo, pero parecía ser muy tarde.


El niño fue transportado a un hospital local y declarado muerto.

Los ocupantes del automóvil, según la policía, eran un hombre que conducía y una pasajera. Los testigos dijeron que el conductor parecía angustiado y permaneció en la escena.

El resultado de la investigación determinará si se le impondrá cargos al conductor.