Un niño de 1 año sufrió quemaduras el lunes por la tarde luego de que un recipiente de agua hirviendo le cayó encima, dijo el capitán del Departamento de Bomberos de Hialeah, Cesar Espinosa.

El incidente tuvo lugar en el bloque 400 de East 42nd Street.

Espinosa dijo que el niño sufrió quemaduras de segundo grado en su torso.

El pequeño fue trasladado al Ryder Trauma Center del Jackson Memorial Hospital en Miami.


(Con información de Local 10 News)