Un niño con espectro autista se ahogó después de caer a un canal en el suroeste de Miami-Dade el sábado en la tarde confirmó la policía a medios locales.


El lamentable incidente que ha conmovido a la comunidad se reportó en un vecindario de Naranja a la altura de la 280 calle y la 140 place del suroeste del condado. Según las autoridades el cuerpo del pequeño fue encontrado en el canal detrás de su casa.

La madre del niño habló con 7News mientras buscaba a su hijo. Ella dijo que apartó los ojos de él por unos segundos. Cuando se alejó, dijo la madre del niño, recibió una alerta de su cámara Ring pero no vio nada moviéndose.

Poco después, dijo, descubrió que su hijo ya no estaba en la casa e inmediatamente llamó a la policía.

Luego de reportarlo desaparecido, las autoridades enseguida llegaron a la escena con perros de la unidad K-9. Varios vecinos se unieron a la búsqueda y fue poco más tarde que los detectives se concentraron en el canal en donde había un tramo de cerca roto.

“Una vez que los buzos de la policía entraron e hicieron una búsqueda en las proximidades de una casa, fue desafortunado que pudieran encontrar el cuerpo del niño de 4 años”, dijo el portavoz de la policía Alvaro Zabaleta.


Los médicos forenses respondieron a la escena y la policía confirmó que la causa de la muerte fue ahogamiento. “Es un día muy trágico; la comunidad perdió a un niño de 4 años. Probablemente no sabía lo que estaba haciendo, un niño con necesidades especiales”, dijo Zabaleta.

Miembros de la familia dijeron que su nombre era Benjamín.

La policía por su parte confirmó que llevarán a cabo una investigación sobre lo sucedido.