Un niño de 14 años murió tras caer de una de las atracciones más altas de un parque en Orlando, Florida.


El alguacil del condado de Orange, John W. Mina, identificó al niño como Tyree Samson, de 14 años. Mina dijo que el adolescente estaba visitando Florida Central desde Missouri.

Orlando Free Fall, que se inauguró en diciembre, tiene una capacidad para 30 personas en el aire antes de caer 400 pies a 70 mph.

La compañía que opera la atracción dijo que está trabajando con las autoridades para determinar qué sucedió.

Orlando Free Fall y el Orlando Sling Shot que se encuentra justo al lado, también operado por The Slingshot Group permanecerán cerrados indefinidamente