Un niño de tan solo tres años cayo de un tercer piso en Hialeah pero logro salvar la vida.

El menor perdió el equilibrio en un descuido y cayó del tercer piso, las ramas de los arboles le amortiguaron la caída probablemente salvándole la vida.