Una niña de dos años que cayó del cuarto piso de un edificio en la Pequeña Habana se está recuperando favorablemente en el Jackson Memorial Hospital.


El incidente tuvo lugar el pasado lunes en horas de la mañana en un edificio residencial de 20 pisos ubicado en la Calle 8 y la 20 avenida.

Medios locales han confirmado que la pequeña no sufrió heridas graves, gracias que al caer chocó con una palmera que frenó el impacto, y terminó cayendo sobre unos arbustos.

Trabajadores de una construcción cercana que observaron el accidente corrieron a socorrerla. Poco después llegó el tío de la pequeña que estaba en casa cuando todo sucedió.

“Al caer desde 40 pies de altura es posible que no se vea nada desde el exterior, pero aún puede tener algunas heridas graves internas. La niña fue trasladada al hospital Jackson Memorial, donde está siendo examinada”, dijo Freddy Cruz, vocero de la policía de Miami.


Las autoridades ahora investigan para determinar cómo la niña cayó por la ventana.

Las autoridades describen el hecho cómo un milagro, pero ante el peligroso accidente, le recuerdan a los padres que no deben descuidar a sus hijos.