Éléonore, de 11 años y de padres cubanos, se encontraba de visita en Cuba y se ha quedado varada en la isla despues de que las autoridades francesas se negaran a renovarle el pasaporte.

Las autoridades francesas han despojado a la madre de la niña de su nacionalidad al considerar que había contraído un matrimonio de conveniencia para adquirirla dejando a la menor en un limbo legal según el diario 14ymedio.com.

«hace unos unos días, el consulado francés en La Habana rechazó renovar o prolongar la validez de su pasaporte vencido» dijo el diario francés La Dépêche.

Éléonore se ha quedado sin país de residencia a lo que Cuba propone que la menor resida en Cuba durante un año, el tiempo necesario para obtener la nacionalidad cubana y conseguir una visa de turismo a Francia.


Julio Fidel Ferrer, padre de la menor y entrenador del equipo de béisbol de Colomiers (Toulouse), presentó una carta en la prefectura de Haute-Garonne en la que pidió «dar las recomendaciones necesarias al cónsul general de Francia en La Habana para que le concedan una visa a Éléonore».