Policía responde a caso de asesinato-suicidio

La policía aún investiga la trágica muerte de una niña de 11 años baleada por su padre quien después se quitó la vida.

El incidente se reportó en una vivienda de la ciudad de Davie en el sur de la Florida, en horas de la mañana del lunes.


La madre de la niña se encontraba en la cocina preparando el desayuno cuando escuchó disparos y corrió al cuarto de la niña para encontrar a ambos con heridas de balas.

Uno de los oficiales en la investigación reveló a NBC Miami que la menor sufría de una enfermedad terminal, y que creen que este sea el motivo que llevó al trágico desenlace familiar.

«La niña tenía una enfermedad terminal debilitante que es probablemente lo que llevó a que este trágico incidente sucediera», dijo el oficial.

La niña fue declarada muerta en la escena, y el padre transportado a un hospital local donde posteriormente fue declarado muerto.


Ni la identidad de la niña ni la identidad de su padre han sido reveladas.

La policía aún investiga lo sucedido.