Nikolas Cruz, el responsable de la masacre en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, que dejó un saldo de 17 personas muertas, está a poco de recibir casi medio millón de dólares por la póliza de seguro de vida de su madre adoptiva.


Los defensores públicos que representan a Cruz pidieron retirarse del caso el miércoles, diciendo que el acusado pronto recibirá una alta suma de dinero y que ya no califica para la representación legal gratuita.

De acuerdo a la ley estatal un acusado solo puede ser representado si no tiene dinero para pagar abogados privados. De acuerdo a la Oficina del Defensor Público del Condado de Broward la cifra exacta que recibirá Cruz es de $432000 dólares.

«Por ley, solo podemos representar a los pobres e indigentes», dijo la abogada defensora Weekes a The Associated Press por teléfono el miércoles. «Estamos pidiendo que nos retiremos del caso porque el acusado ya no es pobre».

Sin embargo, hasta el momento no se ha aprobado la moción de retiro. Existe la posibilidad de que Cruz no reciba los fondos si se toman en cuenta las demandas de los familiares de las víctimas con su persona. La decisión de si Cruz recibe el dinero yace a manos de los jueces.


Cruz, hoy con 20 años, está acusado de 17 cargos de asesinato en primer grado por el sangriento tiroteo del 14 de febrero de 2018. Se enfrenta a una posible sentencia de muerte.