Residentes de un campo de casas móviles en el área conocida como Little Gables festejaron ayer la votación en contra de anexar los terrenos a la jurisdicción de la Ciudad de Coral Gables.


El área donde se encuentran las casas móviles, donde habitan 225 residentes en su mayoría personas de la tercera edad, pertenece a la parte no incorporada del condado de Miami Dade. De haber pasado a la jurisdicción de Coral Gables la ciudad ya había comunicado que tendrían que desalojar los terrenos.

El comisionado José «Pepe» Díaz fue uno de los que influyó con sus argumentos en el resultado de la votación.

«La mayoría de todas las personas ahí son personas mayores, y eso es todo lo que tienen. En ese momento ahí, les dije, «si ese es el movimiento que va a llevar Coral Gables, no cuenten conmigo»».

Quienes estaban a favor de anexarse a Coral Gables expusieron también sus ideas ante la comisión argumentando que la Ciudad de Coral Gables les ofrece mejores garantías, más flexibilidad para solicitar los permisos de negocios, mejor valor en sus propiedades y más seguridad en general.


En contra de la anexión estaban la policía y los bomberos de Miami-Dade.

También negaron a Coral Gables la anexión de las áreas de Ponce David y High Pines, en el sur del condado