Una pareja de ancianos de Coral Gables fueron víctimas de su propio cuidador, quien les robó en su casa más de $100,00 dólares en joyas de valor.


Francisco Castillo-Lumbi, de 36 años de edad y origen nicaragüense, está siendo acusado de hurto mayor y explotación de personas mayores por este crimen, informó Local 10 News.

Según una declaración jurada Marlene Berg le dijo a la policía que tenía razones para creer que el cuidador de su esposo había robado numerosas piezas de joyas costosas del dormitorio principal de su vivienda.

El hijo de Berg y su prometida le dijeron a la policía que Castillo-Lumbi estaba actuando de manera extraña y observando cada uno de sus movimientos.

Con cámaras ocultas en la habitación, Berg pudo comprobar sus sospechas. La policía dijo que la grabación de la cámara mostraba a Castillo-Lumbi buscando a través de las joyas y quitando cajas de joyas en dos ocasiones diferentes mientras Berg, su hijo y su prometida estaban fuera de la ciudad.


Un fiscal reveló en la corte de bonos el miércoles que Castillo-Lumbi «admitió haber vendido varias piezas de joyería», incluido un anillo por $ 270 a un extraño. Ella dijo que Castillo-Lumbi necesitaba dinero porque está tratando de arreglar pasaportes falsos para traer a sus hijos a los Estados Unidos desde Nicaragua.

También se reveló en la corte que Castillo-Lumbi huyó a los Estados Unidos porque enfrenta una sentencia de prisión de 80 años en Nicaragua por cargos de terrorismo.

«Alimentaron a este hombre», dijo Michael Catalano, un abogado que representa a la familia, al Local 10 News. «Lo trataron como si fuera un hijo».

Castillo-Lumbi fue ordenado retenido con una fianza de $ 200,000. Él también tiene una retención de inmigración federal.