Unknown

La pequeña Alexa Prieto Vidal, perdió ambas piernas cuando solo tenía tres meses de nacida. Su madre, Jackeline Vidal, cuenta como una negligencia médica en un hospital de La Habana, limitó la posibilidad de su hija de tener una vida normal.

La bebé, que pronto cumplirá dos años, ingresó con diarrea, la hospitalizaron para suministrarle tratamiento, pero el remedio resulto ser peor que la enfermedad. Alexa adquirió una bacteria en el hospital que complicó su salud y causó que le amputaran las dos piernas.