Actualmente en la Isla el acceso a Internet se ofrece enespacios públicos de conexión inalámbrica (zonas WiFi), en algunas empresas con Acceso Dedicado, desde las Salas de Navegación y a través del servicio de Nauta Hogar, que brinda conexión con tecnología ADSL a clientes residenciales, aunquehasta el momento solamente en zonas “escogidas” del país.


Las pruebas iniciales de Nauta Hogar se comenzaron a realizar en dos consejos populares de La Habana Vieja en 2016, elegido con toda intencionalidad, pues el municipio es bien reconocido por sus zonas turísticas, matizadas con una mezcla de aires vintage y moderno, gracias a los proyectos del Historiador de La Habana, Eusebio Leal en el Casco Histórico.

No fue hasta después de un año que ETECSA extendió el servicio a siete municipios más de La Habana (repartos de La Habana Vieja, Centro Habana, Plaza, Playa, La Lisa, San Miguel del Padrón y La Habana del Este), también en ciertos consejos populares. Luego, Nauta Hogar comenzó a llegar a las cabeceras provinciales de Pinar del Río, Las Tunas, Holguín, Granma, Guantánamo en los puntos que ya contaban con las condiciones necesarias para ofrecer ese servicio.

La noticia de tener Internet desde la comodidad del hogar, sonó como música en los odios de muchos cubanos, sin embargo, luego de dos años que yatiene el servicio,el acceso ADSL sigue siendo repartido a “buchitos”, como se dice en buen cubano, lo cual ha dejado más de una inconformidad.

La espera de saber a qué municipios se extenderá ha sido muy similar a las expectativas del anhelado Internet en los celulares a través de la tecnología 3G. La única empresa de telecomunicaciones en la Isla, dilata el tema con informes de cierre de año, que más que traer noticias alentadoras sobre la posibilidad de tener mejores condiciones para el acceso, enarbolaban como logros el hecho de que en Cuba existan ya más de 4 millones de líneas celulares.


Más adentro de Nauta Hogar

Para contratar el servicio de Nauta Hogar en Cuba, además de correr con la suerte de vivir en algunas de las áreas específicas escogidas y dentro de los Consejos Populares seleccionados, tendrás que tener por su puesto un servicio telefónico activo y un par telefónico con las condiciones técnicas que permitan establecer un enlace para la transmisión de datos, así como un ordenador.

Para poder acceder al servicio es necesario además contar con una cuenta Nauta de navegación que incluye 30 horas, que duran exactamente un mes y no se acumulan. Y aquí entra otro de los temas más polémicos que rodean a Nauta Hogar.

Precios y velocidad de la conexión

Cada vez que ETECSA lanza algún servicio, al tiempo tiene que ajustar los mecanismos de pago, pues no son pocas las protestas sobre las altas tarifas que exige la compañía.

Además de correr con la suerte de vivir en las zonas elegidas, los clientes en vez de pagar por un paquete completo, deben abonar primero unacuota de habilitación de 10.00 CUC que se paga una sola vez. Una cuota mensual que depende de la velocidad contratada y un modem con accesorios cuando se contrate el servicio.

Ante las demandas de los clientes por los altos precios y la poca velocidad ofrecida a cambio, ETECSA hizo varios reajustes y en la actualidad estas son las tarifas para la navegación con el servicio de Nauta Hogar:

La iniciativa del Internet en los hogares se inserta dentro de las llamadas acciones de Cuba para aumentar la informatización de la sociedad y visto de esa manera es una buen paso de avance, solo que a pesar de la diversificación de servicios para la conectividad, no debe pensarse ni por asomo que las ofertas para la navegación, son asequibles para las personas que habitan en la Isla.

Suponiendo el caso hipotético de que el servicio de Nauta Hogar estuviera ya en todas las zonas del país, ¿Todos los cubanos podrían contratarlo?, ¿Podrían las personas de la Isla, tener un teléfono fijo, un ordenador y pagar los altos precios? Todo apunta a que Internet en Cuba seguirá siendo un servicio para unos pocos y no para toda la sociedad cubana como erróneamente ha querido llamar el gobierno.