Imagen de Instagram @hispanopost

Tras los eventos del 23 de enero en Venezuela, una ola de represión se ha desatado por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas y los grupos armados a favor del gobierno que han dejado un saldo de al menos 20 muertos dijo el viernes la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas.


La jefa de derechos humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, condenó los asesinatos de las fuerzas leales al presidente asolado Nicolás Maduro llamando a una investigación independiente.

La Sra. Bachelet, quien se desempeñó durante dos períodos como presidenta de Chile, dijo que estaba «extremadamente preocupada de que la situación en Venezuela pueda salirse rápidamente de control con consecuencias catastróficas».

De acuerdo al New York Times, grupos locales en Venezuela reportan un mayor número de muertos.


Se espera que hoy viernes el nuevo proclamado presidente, Juan Guaidó, se dirija al pueblo con un mensaje de lo que serán los nuevos pasos a seguir de la oposición.