Mansión Phill Collins

El músico Phil Collins ha presentado una orden de desalojo para su ex esposa que se niega a abandonar la mansión que el artista busca vender por 40 millones de dólares.


Su exesposa vive con su nuevo esposo en la mansión propiedad de Phil Collins y se niega a marcharse.

Collins está tratando de vender la propiedad de North Bay Road por una suma de $ 40 millones. Y su ex quiere la mitad.

Mientras tanto, está bloqueando a un agente de bienes raíces para que no muestre la casa, y supuestamente cambió los códigos de alarma y contrató guardias armados, según documentos judiciales presentados en su litigio en curso.

A principios de agosto, Collins intentó por primera vez que su ex esposa Orianne Cevey Collins Mejjati Bates y su nuevo esposo, Thomas Bates, dejaran su casa en 5800 North Bay Road. Reclutó a su abogado para que enviara una carta de demanda para que abandonaran la mansión antes del 30 de septiembre, según documentos judiciales.


El 24 de agosto, el abogado de los Bates respondió que seis semanas simplemente no era tiempo suficiente, según muestran los documentos. Así que Collins accedió y ofreció una fecha límite extendida del 31 de octubre, siempre que Orianne Bates aceptara los términos de un acuerdo, según muestran los registros judiciales.

La semana pasada, Collins presentó una demanda contra los recién casados en el Tribunal de Circuito de Miami-Dade, alegando retención ilegal y entrada forzada.

También contrató a la principal agente Jill Hertzberg, del Jills Zeder Group en Coldwell Banker, para que cotizara la mansión de 10,769 pies cuadrados por $ 40 millones. Pero los Bates no le han dado acceso a la propiedad.

Collins le proporcionó a Orianne un acuerdo de casi $ 47 millones cuando la pareja se divorció en 2008, según informes publicados. Orianne se volvió a casar dos veces desde entonces, la última vez que se fugó con Bates en Las Vegas.